Mujérculo

La bebita se desarrolla de feto a mordisqueadora de chiche.
Suelta la chiche, se agarra de la mano. Camina. Se cae, gatea.
Babea y hace pucheros.

La bebita es ahora nena.

La nena habla, come y aprende a ir al baño.
La nena se va al colegio. En el colegio se hace niña.
Se sabe niña, se reconoce niña.
La niña aprende sus lecciones.

La niña se cambia de mudada: se hace señorita.

La señorita se hace chiches, le salen chiches.
La señorita en sus 15, la señorita en su vals,
la señorita en su graduación.

La señorita en la U.
En la U la señorita involuciona: se hace culo.

El culo se contonea, el culo se emborracha,
el culo hablando por celular.

Culos en las fiestas, culos en la tele.
Culos en el jaifaiv, en el feizbuk.

Culos los viernes en velmax.

Tantos culos caminando por la calle,
tantos culos cagándose en lo que antes eran mujeres.

El culo se hace vieja.

Váyanse todos al carajo.

5 comentarios:

Miriam dijo...

Pareciera chistoso, pero es cierto, hoy en día las mujeres hemos sido rebajadas a culos, lo cual considero una gran falta de respeto, pero a estas personas que tratan de culos a las mujeres les tengo una noticia sus hermanas, primas, y sus hijas son tratadas de lo mismo y no hay excepciones.

kally dijo...

Tan triste que es mejor burlarse de ello; en especial cuando el futuro no pinta mejor, viendo como las niñas de hoy tienen a una muñeca cabezona, con silicon en los labios y vestida de bitch como ejemplo a seguir.

PsicoLibelula dijo...

Creo que la secuencia solo muestra, una vez más, el deterioro social y moral que nos acecha y está llenando cada rincón de este fétido mundo. Y no solo se deteriora la imagen de la niña, mujer, culo... ello también perjudica al hombre, a aquel que quiere ser mujer, a las hembras, a los no nacidos, a los muertos, a TODOS.

Teph dijo...

Como nuestro entorno social, especialmente el que queremos imitar, Dios ni originales podemos ser, logra tergiversar el valor real de una mujer. Pero las mujeres mismas lo han permitido. Un hombre llega hasta donde una mujer lo permite!.

Anónimo dijo...

Pregunta para todas las madres: al final del día, ¿Quién permite que sus "pequeños" se dirijan de tal manera hacia otras mujeres, hermanas, amigas, sobrinas, primas.....?. El cambio comienza con nosotras mismas y lo que inculquemos.

"Haz cosas diferentes, si quieres resultados diferentes"

- A. Einstein